Complete Gospel Tract Titles

Gospel Tract List
1. How I Received the Holy Ghost
2. Jesus Is Coming Again
3. You Must Be Born Again
4. Stir Up the Gift of God
5. The World's Most Dreaded Hour
6. What is Salvation?
7. Stand Still in Jordan
8. The Returned Father
9. Grieved Hearts
10. The Second Death
11. The Father and the Son
12. Suffering and the Saints
13. Cancer Conquered
14. The Church?
15. How Shall They Preach, Except They Be Sent?
16. Have You Received the Holy Ghost Since You Believed?
17. Patience
18. Alone With God
19. Tithes and Offerings
20. Prayer
21. The True Sabbath
22. The Besetting Sin
23. Saving Strength
24. What Will the Harvest Be?
25. Marriage and Divorce
26. Taking the Name of the Lord
27. Keys to the Kingdom
28. Works
29. Politics and Believers
30. Unequally Yoked in Marriage
31. Unequally Yoked in Worship
32. The Forgiven Woman
33. The New Earth
34. The Sin of Silence
35. Freedom
36. Gods of the Gentiles
37. Why Some Are Not Healed
38. The Seven Pillars
39. Life, More Abundantly
40. Fear
41. The Comforter’s Testimony
42. This is My Friend
43. Conversion
44. The Time Is Drawing Near?
45. Songs in the Night
46. The Master's Net
47. Trials are Opportunities
48. Receiving the Messenger
49. Seven Messages to the Seven Pastors
50. Keep Yourself Pure
51. Jezreel
52. The New Birth
53. Denying Jesus
54. Bruised Reeds
56. The Wise and the Foolish
57. Holiness
58. Is Jesus God?
59. Christ or Christianity
60. Have Faith In God
63. Four Kinds of Soil
64. Communion
66. Baptism
69. Crucified With Christ
70. Homosexuality and the Bible
71. The Kingdom of God
72. The Gospel of Christ
77. Sanctification
78. New Commandments
79. The Sacrifice of Christ
81. Speaking in Tongues
87. Antichrist
88. The Way of Grace
90. Relationships
93. Subdued
94. The Spirit of Christ
95. The Blood of Christ
96. Spirit of a Serpent, Spirit of a Dove
97. Gluttony
En espańol
Bautismo
El Nuevo Nacimiento
¿Cristo o Cristianismo?
¿Que Es Salvación?
El Sacrificio de Cristo

Gospel Tract #

¿Que Es Salvación?

#54
Por Sr. John David Clark

"Al salir él para seguir su camino, vino uno corriendo, e hincando la rodilla delante de él, le preguntó: maestro bueno, ¿Qué haré para heredar la vida eterna?."
(Marcos 10:17, Mt. 19:17)

Nuestro lenguaje es un "lenguaje vivo", y como tal, está constantemente cambiando. Algunas palabras se convierten en obsoletas, mientras nuevas palabras son constantemente añadidas. Esté es un proceso normal, pero hay algunas victimas infortunadas. Por ejemplo "Gay" antes significaba "corazón-alegre y gozoso", ahora, no obstante, gay es más frecuentemente usado como un sinónimo para "homosexual." Está es una trágica perdida para nuestro lenguaje, porque no hay una sola palabra que pueda adecuadamente remplazar "gay" como una vez era usada.

Una palabra bíblica que su significado ha sido cambiado es "salvo". En el siglo 20, los cristianos alteraron su significado así que ahora "salvo" es mas frecuentemente usado para describir "convertido". Pero no es de esa manera usado en las escrituras.

Cuándo Jesús dijo,"Aquel que permanezca hasta el fin esté será salvo". ¿Estaba él diciendo que aquel que permanezca hasta el fin éste será "convertido"? Es claro que no. O cuando Pablo escribió, "Ahora está nuestra salvación más cerca que cuando creímos." ¿Estaba él diciendo que nuestra conversión está. ¡Es claro que no! El claro significado de estas dos declaraciones es que salvación es la futura recompensa para los santos fieles, y que los santos de Dios deben esforzarse para ser encontrados dignos de recibirla (Lucas 13:24).

¿Quién, pues, primero alteró la definición de salvación para significar "conversión"? ¡No lo se! Pero si se que es una definición foránea a las escrituras y que no es bíblico pretender que somos "salvos" meramente porque estamos convertidos a Cristo.

Muy a menudo tendemos a aceptar la vida tal como se nos entrega, y algunas veces no somos dañados por hacerlo. Pero recibir doctrinas religiosas sin preguntar, es extremadamente peligroso para nuestra salud espiritual. ¿No es revelador, concerniente a nuestras prioridades, que ninguno de nosotros toleraría un traste sucio en un restaurate, pero aun así muy pocos están buscando diligentemente en las escrituras para cerciorarse de la limpieza de las doctrinas que se les han enseñado?

Comer de un traste espiritual sucio, es lo que ha pasado en lo temprano del siglo 20 cuando creyentes ciegamente recibieron del cristianismo, la nueva definición para salvación. Es asombroso que tan pocos hayan notado que esté uso moderno de la palabra "salvo" difiere significativamente de su uso bíblico. Bíblicamente hablando, conversión está ahora disponible en Cristo para todos los que se arrepienten de sus pecados; salvación, por otra parte, es la final recompensa prometida a convertidos si son fieles a Cristo después de su conversión (Heb. 5:8-9). ¡Conversión y salvación no son la misma experiencia! Conversión ocurre cuando empezamos nuestro caminar con Cristo, y salvación lo termina. Muy frecuentemente, el nuevo testamento se refiere a salvación cómo a una esperanza futura, no cómo a una pasada o presente experiencia. Algunas veces "salvo" es usado en el tiempo presente con el significado de "sanado" o "rescatado", pero la moderna noción de muchos cristianos que un creyente ya tiene la salvación simplemente porque cree en Jesús, es extraño a las escrituras. Salvación es glorificación con Cristo, y ninguno de nosotros la ha recibido todavía.

Cuando el principal joven rico preguntó a Jesús que tenia que hacer para heredar la vida eterna, Jesús respondió "si quieres entrar en la vida eterna, guarda los mandamientos" (Mt. 19:17). ¡Por favor note que de acuerdo al Señor Jesús, el camino a la salvación es el camino de obediencia a los mandamientos de Dios! ¿Por que mas Jesús habría dirigido al joven rico a los mandamientos de Dios, como la respuesta a su pregunta? Mis estimados amigos, tanto como nuestra naturaleza carnal lo quisiera, no hay una formula, ni ceremonia, ni un solo evento que pueda salvarnos.

Jesús nos advirtió que no creyéramos que solo una mera confesión en él nos salvaría. El dijo, "No todo el que me dice: Señor, Señor, entrara en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos". Ni tampoco por conocer lo que es correcto nos salvará, "porque no son los oidores de la ley los justos ante Dios, sino los hacedores de la ley serán justificados" (Rom. 2:13). Ni debiéramos pensar que la presencia de dones espirituales nos salvará, porque el Señor dijo, "Muchos me dirán en aquel día : Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: nunca os conocí; apartaos de mi hacedores de maldad."

No hay ninguna otra manera - Debemos de hacer la voluntad de Dios si tenemos esperanza de ser salvos al final. Sin una vida de santidad, "nadie verá al Señor (Heb. 12:14). La verdad no es mas complicada que eso.